Charles Leclerc se lleva la pole position en Singapur

Venía de ganar con una exhibición magistral en Spa y Monza. Sus dos primeras victorias en la F1 y además logradas de forma consecutiva. Había acabado de conquistar el liderato en el equipo Ferrari ante un Vettel hundido ante los tifosi italianos. Pero sin embargo, unos días después, nadie contaba con Leclerc. Las características del Circuito de Marina Bay, en el GP de Singapur de F1, trazado ratonero y lleno de curvas, colocaba a Hamilton y a Mercedes como favoritos y a Max Verstappen y su Red Bull como aspirantes.

Ni el más atrevido apostaba por Charles y su Ferrari, y mucho menos con que sucediera lo que este sábado en clasificación, con el monegasco logrando la pole por delante de Hamilton y un Vettel con ganas de levantar cabeza. El monegasco se impuso a ambos en la apasionante pugna final volviendo a demostrar que ha llegado al reinado de Maranello para quedarse, superando en 0”191 a Hamilton y por 0”220 a su compañero Seb. Quinta pole para él, la tercera consecutiva para un chaval que de nuevo se las tendrá que ver con el líder del Mundial este domingo para firmar su tercer triunfo seguido.

Leclerc y Ferrari venían de dominar en las rectas de Bélgica e Italia y parecía que podían diluirse en las calles de este principado del sudeste asiático. Pero se subestimó el potencial de Charles. Grave error que el monegasco nos enseñó que jamás hay que volver a repetir. Lo hizo logrando una pole estratosférica que es fruto en gran parte del gran paso al frente realizado por Ferrari de un día para otro, pero sobre todo, de la capacidad de autocrítica y de progreso del joven piloto ferrarista. Charles admitía el viernes que había muchas áreas del coche por mejorar, pero sobre todo, que debía progresar él mismo, haciendo autocrítica. Siempre lo hace. Nunca se conforma. Siempre quiere más. Y lo más importante, sabe discernir cuándo no es rápido por sus errores. Los destaca y los aprovecha para aprender. Y eso le hace más fuerte, algo propio de un piloto experto y no de sus 21 primaveras. Eso le hace especial, capaz de lograr una pole inesperada y sorprendente, dejando boquiabierto a un Hamilton que un día antes tan solo se fijaba en Max como su gran rival.

En un trazado complicado, con una enorme calor, bajo la luz de la luna y de los focos de esta atípica pista, Charles brilló con una clasificación de pura sangre. El escenario se lo permitió, entablando una bonita relación con los muros, acercándose al máximo, lo justo y necesario, sin llegar a besarlos. Hizo suyo aquello del ‘ver (desde muy cerca) pero no tocar’, mientras Lewis ya había probado levemente una de las protecciones en la Q2. Ahí, el inglés sabía que debía dar el máximo y que Charles estaba enorme. Se había vuelto a hacer gigante y volvía a liderar la parrilla en Q2, como ya lo avisó en la FP3, en la que fue el más veloz.

Charles, Hamilton y Max llegaban así a la Q3 separados por un pestañeo. Y ahí se añadía a la pelea final un Vettel al que se había enterrado demasiado pronto. El que menos fallara y el que más acertara se llevaría la palma. El tráfico, los muros, un error, eran muchos los elementos que gestionar, pero ‘Il Principino’ se impuso en una disputa final emocionante. Lo hizo ‘in extremis’ después de que Vettel hubiera superado al monegasco por 2 décimas en el primer tentativo. Pero Charles, inconformista como el que más, salió de nuevo a por todas y esta vez no falló. Como los superhéroes, Leclerc salió de noche, con la capa y su talento e ímpetu como grandes armas para dar su gran golpe. Y es que en Singapur se pudo ver de nuevo la principal diferencia de Leclerc con Vettel: Ambos son rápidos, pero Charles es constante y raras veces comete errores. Y es que mientras el monegasco mejoraba en su segundo giro, Vettel tenía que abortar al no poder repetir prestaciones. Y eso le hundió a la tercera posición al verse superado por un Lewis que sabe que en carrera tiene mejor ritmo, pero que en Singapur, adelantar y más a Leclerc, va a ser muy complicado.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS:
Posible detección de bloqueador de anuncios. Parece que está utilizando un bloqueador de anuncios. 
Ganamos dinero con los anuncios para mantener nuestro contenido gratuito. Apóyenos agregando nuestro sitio web a la lista blanca