Objetivo de Mercedes, ganar en casa del rival

Objetivo de Mercedes, ganar en casa del rival

El equipo Mercedes llega a uno de sus circuitos favoritos en la era híbrida. Desde 2014 ha ganado en el Autódromo de Monza, todos de ellas Lewis Hamilton menos en 2016 que fue Nico Rosberg. Si ganaran una vez más, bajarían de nuevo el ánimo de Ferrari que viene con esperanzas tras ganar el pasado fin de semana.

A pesar de no ganar en Bélgica está claro que siguen siendo el mejor equipo, aunque Ferrari está más cerca que antes del verano. La tónica está siendo la misma que en 2018, ya que los italianos ganaron en Bélgica y a partir de ahí Mercedes siguió arroyando. Los alemanes siguen asegurando que sufren respecto a los demás equipos, de echo Toto Wollf ha dicho durante la semana que ya saben lo que sentía Red Bull cuando en 2014 eran vencidos por ellos mismos. El jefe del equipo Mercedes ha asegurado que “no esperamos un fin de semana fácil” refiriéndose a Italia. Es un circuito con largas rectas, en las cuales Ferrari este 2019 está siendo muy superior. No tiene esperanza en el sábado, pero si durante la carrera, donde su ritmo mejora considerablemente.

A pesar de todas las quejas que se han escuchado a lo largo del año, saben que van a ganar el Mundial, aunque no cosechen resultados grandes en lo que resta de temporada. Pero como bien sabrán, a partir de este punto de la temporada, Mercedes suele sumar muchos puntos.

Lewis Hamilton

El líder del Mundial amplió un poco más su ventaja en Bélgica en el liderato. Fue segundo, mientras que su compañero Bottas fue tercero, por lo tanto, ya son 65 puntos de ventaja, casi nada. El británico ha jurado una vez más fidelidad a Mercedes, ya que en esta previa ha sido preguntado por su posible fichaje por Ferrari, él no ve posible esta opción. En los italianos está despertando Charles Leclerc, ya ha ganado su primera carrera en Fórmula Uno y el pentacampeón no le va a quitar el ojo de encima.

Valtteri Bottas

Tras su renovación estuvo algo desaparecido en Bélgica. El finés prometió un gran estado de forma, pero de nuevo fue superado por su compañero de equipo de manera fulminante y no pudo seguirle en carrera. Desde Azerbaiyán si sigue esperando su tercera victoria de la temporada, si quiere mantener vivo el Mundial, solo tiene una cosa que cumplir, sobreponerse a su compañero en lo que resta de año.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0