Charles Leclerc lidera los libres 1 del GP de Monza

Charles Leclerc ha sido el piloto más rápido en la primera sesión de entrenamientos libres del GP de Italia de la temporada 2019 de Fórmula 1, en la que ha habido hasta tres banderas rojas. La presencia de agua en pista ha desvirtuado por completo esta primera toma de contacto.
Los neumáticos de seco han aparecido a diez minutos de la bandera a cuadros, pero el circuito nunca ha estado en las condiciones óptimas. La nota positiva ha sido la segunda posición de Carlos Sainz, que ha aprovechado este escenario caprichoso para anotarse un resultado simbólico.

Los Libres 1 del GP de Italia comenzaron puntuales a las 11:00 CEST. Lo hicieron bajo un cielo encapotado y con la amenaza de la lluvia. La temperatura ambiente era de 16ºC y la pista estaba en 19ºC.

 El primer coche en abandonar el Pit-Lane fue el Haas de Romain Grosjean, que salió con neumáticos de lluvia extrema por la cantidad de agua acumulada en pista a lo largo de la mañana.

A los cinco minutos, Sebastian Vettel y Charles Leclerc también se aventuraron con el full-wet para deleite de los tifosi que poblaban las tribunas de Monza. Los Mercedes seguían en boxes.

 Max Verstappen se decantó por las gomas intermedias para su vuelta de instalación, que acometió cuando pasaban ocho minutos de la bandera verde. Lewis Hamilton y Valtteri Bottas esperarían hasta el minuto 17.

Carlos Sainz despertó con dos giros con el neumático de lluvia extrema. El madrileño afrontaba los entrenamientos con el mismo motor que falló en Bélgica, aunque estaba previsto que cambiara a la última especificación para la clasificación y la carrera.

Si Sainz rodaba con el full-wet, su compañero Lando Norris lo hacía con el intermedio. El británico había recurrido a la goma azul para sus primeras vueltas, pero ya había cambiado a la de color verde. Lejos del asfalto, Fernando Alonso seguía los entrenamientos en calidad de embajador de McLaren. El asturiano era uno más en el box, ataviado con el chaleco y gorra del equipo. Esa misma semana había estado en Polonia para un test con Toyota, a fin de explorar una incursión en el Dakar de 2020.

En el minuto 26, Kimi Räikkönen perdió el control en la Parabolica. El Alfa Romeo del finlandés trompeó víctima del aquaplaning y terminó contra el muro. La consiguiente bandera roja se prolongó durante siete minutos. Justo antes de la neutralización, Carlos Sainz había protagonizado un trompo sin consecuencias en la Variante Ascari. Al igual que Räikkönen, el español también rodaba con el neumático intermedio.

La bandera roja reapareció tan sólo tres minutos después de la reanudación. Esta vez el causante era Sergio Pérez, que había perdido el control de su Racing Point en el punto más alto de Ascari. Como Sainz, el mexicano había juzgado mal el momento de dar gas. Su coche impactó de forma lateral contra el muro.

Los entrenamientos se volvieron a poner en marcha en el minuto 46, pero en el 50 hubo todavía una tercera bandera roja. Pierre Gasly se había quedado empanzado en los pianos de la variante del Rettifilo. Engranó marcha atrás y regresó a boxes por su propio pie. La bandera verde reapareció en el minuto 53.

Las salidas de pista se sucedían y los pilotos apuntaban a los neumáticos. Reportaban que eran demasiado duros, que su temperatura de funcionamiento era demasiado alta y que por eso no conseguían hacerlos funcionar correctamente.

Los coches de Mercedes y Ferrari se habían ocultado en boxes desde la primera neutralización para dejar que fueran los coches de la zona media los que cargaran con el riesgo de secar el asfalto. Con la bandera verde a 32 minutos del final, Vettel y Leclerc sí aparecieron con intermedios. Hamilton y Bottas esperaron a que quedaran 25.

Los tiempos caían con cada vuelta a medida que mejoraban las condiciones del circuito, lo que esencialmente desvirtuaba cualquier lectura de la clasificación. Valtteri Bottas era líder con un 1’30″596, seguido de Lewis Hamilton en 1’30″749. Charles Leclerc –1’31″290– y Sebastian Vettel –1’33″142– estaban más rezagados, aunque habían hecho su vuelta antes.

Los neumáticos de seco aparecieron a 10 minutos del final. Sebastian Vettel y Charles Leclerc montaron el medio; los McLaren y el Toro Rosso de Daniil Kvyat, el blando. La pista seguía delicada, como demostró el ruso con una pasada de frenada en la primera variante. Los Mercedes se sumaron a la fiesta en los últimos 4 minutos. Carlos Sainz se puso en cabeza con un 1’29″446, que luego bajó a 1’28″211 ya con la bandera de cuadros en el aire. Tan sólo Charles Leclerc –1’27″905– le impidió terminar los primeros entrenamientos en lo más alto de la clasificación. Una tabla de tiempos atípica, fruto de las circunstancias.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Posible detección de bloqueador de anuncios. Parece que está utilizando un bloqueador de anuncios. 
Ganamos dinero con los anuncios para mantener nuestro contenido gratuito. Apóyenos agregando nuestro sitio web a la lista blanca