Renunciar al triunfo debió ser muy difícil para Pérez, afirma Mika Häkkinen

Gran Premio de España (Barcelona)

Renunciar al triunfo debió ser muy difícil para Pérez, afirma Mika Häkkinen

Mika Häkkinen cree que Sergio Pérez podría haber ganado fácilmente el Gran Premio de España el pasado fin de semana pasado en Barcelona. El ex piloto de F1, cree que fue muy difícil para el piloto mexicano ceder el triunfo a su compañero de equipo.

El pasado fin de semana en el circuito de Barcelona-Catalunya tuvimos una carrera de muchas emociones de principio a fin. Sergio Pérez comenzó desde la quinta posición, pero gracias a una excelente carrera pudo remontar hasta el segundo lugar, por detrás de Max Verstappen.

Luego del abandono de Charles Leclerc, el piloto mexicano comenzó a subir en el clasificador hasta liderar la carrera. Sin embargo, cuando estaba en la posición de privilegio, desde el muro de boxes  el equipo le indicó que tenía que dejar pasar a Verstappen [2° en ese momento], pues su ritmo de carrera era mucho mejor, Pérez no dudó en expresar su inconformidad, aunque finalmente aceptó.

Desde el punto de vista de Mika Häkkinen, el piloto de Guadalajara fácilmente pudo haber ganado la carrera, pero la estrategia del equipo austriaco se dio la victoria al piloto neerlandés. “Checo [Pérez] podría haber ganado fácilmente esta carrera, pero la estrategia de Red Bull le dio la victoria a Max porque saben que cada punto cuenta en el Campeonato del Mundo. También saben que Max se retrasó por el problema técnico [sobre el DRS]”, dice Mika Häkkinen. 

No obstante, valoró el excelente trabajo que hizo Sergio Pérez al no discutir sobre las decisiones que se tomaron en el muro de boxes, calificándolo de un buen jugador de equipo. “Son los equipos los que ganan los campeonatos del mundo y ‘Checo’ es el mejor jugador de equipo para Max, aunque debe haber sido extremadamente difícil para él renunciar a la victoria”, añade. 

El bicampeón de F1, recordó que él vivió una situación similar en 2001, aunque en ese momento tuvo que abandonar por problemas con su monoplaza. “A mí me pasó lo mismo en España en 2001, sólo que en aquella ocasión estaba liderando la carrera en la última vuelta [con 42 segundos de ventaja sobre el Ferrari de Michael Schumacher] cuando una fuga hidráulica hizo que el embrague de mi coche estallara”, finaliza Mika Häkkinen. 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: